Monarch Academy Annapolis se asocia con Towson University para cerrar la brecha que afecta a los estudiantes multilingües - The Children's Guild
Select Page

La escuela pública está ubicada en el condado de Anne Arundel y es parte de un programa liderado por la Universidad de Towson, que capacita a educadores de las escuelas públicas para la enseñanza a estudiantes que están aprendiendo inglés.

Monarch Academy Annapolis aborda las necesidades de los estudiantes multilingües en sus aulas mediante la contratación y capacitación de maestros de inglés especializados en hablantes de otros idiomas (ESOL, por sus siglas en inglés).

La escuela, que es gratuita y está financiada con fondos públicos, se ubica en el condado de Anne Arundel, y ofrece clases a estudiantes desde prekínder hasta quinto grado. Su misión es proporcionar una cultura escolar que produzca estudiantes que piensen críticamente, resuelvan problemas de manera creativa, se vuelvan autodisciplinados, y sepan cómo aprender y comprender que el objetivo de la vida es servir a una causa más grande que uno mismo.

Monarch ha cambiado las reglas a la hora de dictar clases. No es inusual encontrar un maestro ESOL, junto a otro colega en la misma aula, aplicando un método que ayuda a los estudiantes que no hablan inglés a aprender el idioma. Este método de co-enseñanza se ha convertido en una forma eficaz de satisfacer las crecientes necesidades de los alumnos multilingües, la población de más rápido crecimiento en los Estados Unidos.

“Siempre nos hemos mantenido fieles a las necesidades de nuestros estudiantes y sus familias en Monarch Academy”, dijo Charlotte Manbeck, directora de la institución. “Más de la mitad de los estudiantes en nuestras aulas actualmente hablan español en casa y están aprendiendo más de un idioma a la vez. A medida que nuestra comunidad cambia, también debemos cambiar con ellos y brindarles a los estudiantes y sus familias las herramientas que necesitan para prosperar”.

De acuerdo a un informe del Instituto Brookings de 2017, los estudiantes multilingües crecieron 60% en la última década. Más de cinco millones en todo el país están aprendiendo inglés mientras hablan otro idioma en casa, y son parte de programas de asistencia para mejorar el idioma.

La necesidad de maestros ESOL también ha aumentado exponencialmente. Debido a la falta de educadores que cumplan con estos criterios, los estudiantes están siendo perjudicados. Según los informes del gobierno, a pesar de su gran crecimiento, los estudiantes multilingües siguen figurando como el grupo con el rendimiento más bajo, en cuanto a la tasa de graduación y al resultado de las evaluaciones se refiere.

“La población de estudiantes aprendiendo inglés en el condado está creciendo, y todos los maestros en algún momento van a tener a un aprendiz del idioma en el salón de clases”, dijo Chelsea Massa, maestra de primer grado en Monarch Academy en una entrevista al diario The Washington Post. “Necesitamos saber qué hace que ese estudiante sea único, cómo puedo satisfacer sus necesidades y asegurarme de que sean escuchados y comprendidos de la manera adecuada”.

Massa es parte del programa ELEVATE de la Facultad de Educación de la Universidad Towson. La iniciativa capacita a los maestros a través de asociaciones con seis escuelas en el distrito escolar público del condado Anne Arundel. El programa surgió de una subvención de 2.7 millones de dólares, otorgada por el Departamento de Educación de EE. UU., destinada para formar a los educadores ESOL en el estado de Maryland, y también para apoyar a aquellos que ya tienen la certificación.

Como parte del programa, los maestros ESOL de Monarch se reúnen con el equipo de la universidad una vez a la semana para recibir entrenamiento específico para mejorar la educación que se brinda a los 90 estudiantes multilingües inscritos en la escuela.

“Nos aseguramos de que nuestras clases y el currículo de los semestres se alineen con las necesidades de los estudiantes ESL (con inglés como segunda lengua)”, dijo Alyssa Danick, instructora ESOL en Monarch Academy Annapolis. Nuestra participación en el programa ELEVATE ha mejorado la forma en que abordamos las clases y las necesidades de los estudiantes, y también nos ha ayudado a aprender nuevas formas de integrar el inglés”.

Mientras los educadores siguen capacitándose para satisfacer las necesidades de los estudiantes, Monarch continúa sumando herramientas de desarrollo del lenguaje en sus lecciones, aulas y herramientas de instrucción. Con la ayuda de una subvención de 2017, la escuela también está trabajando en un club de lectura bilingüe que proporcionará libros en inglés y en español a las familias hispanohablantes en sus propias casas.

“Estamos muy entusiasmados con nuestro club de lectura bilingüe”, dijo Miguel Vicente, líder de participación comunitaria bilingüe. “Esta iniciativa ayudará a los estudiantes y sus familias a unirse y a aprender juntos. Estamos encantados de dar el siguiente paso para ayudar a nuestros alumnos a prosperar y a que cada día se sientan más cómodos con un nuevo idioma tanto en casa como en la escuela “.